esoterico.org.

esoterico.org.

Los entes astrales: qué son y cómo protegernos de ellos

Los entes astrales: qué son y cómo protegernos de ellos

Los entes astrales son seres energéticos y espirituales que habitan en el plano astral, un plano de existencia que está más allá del mundo físico. Estos seres pueden ser de diferentes tipos y pueden tener diferentes niveles de conciencia y poder.

Tipos de entes astrales

Los entes astrales pueden dividirse en diferentes categorías según sus características y habilidades. A continuación, se presentan algunos de los tipos más comunes:

  • Elementales: son seres que están asociados con los cuatro elementos (tierra, agua, aire y fuego) y que son creados por la energía de la naturaleza. Estos seres pueden ser benéficos o perjudiciales, dependiendo de la intención con la que se crearon.
  • Fantasmas: son espíritus que han quedado atrapados en el plano astral por algún motivo, como el miedo, el odio o la ignorancia. Estos seres pueden ser amistosos o malintencionados, y pueden causar problemas a los vivos si no se manejan adecuadamente.
  • Demonios: son seres que tienen una energía oscura y malévola y que se alimentan de la energía negativa de los humanos. Estos seres pueden ser particularmente peligrosos para las personas que son sensibles a la energía negativa o que tienen heridas emocionales sin resolver.
  • Ángeles: son seres de luz que tienen una energía positiva y que actúan como guías y protectores para los humanos. Estos seres pueden intervenir en la vida de una persona si se les llama o si se les pide ayuda.

Cómo protegernos de los entes astrales

Si se quiere evitar el contacto con los entes astrales o se quiere protegerse de su energía negativa, hay algunas medidas que se pueden tomar:

  • Proteger el hogar: se puede proteger el hogar de energías negativas colocando símbolos de protección, como el pentagrama o la cruz, en lugares estratégicos. También se puede quemar salvia o incienso para purificar el ambiente.
  • Proteger la mente: se puede proteger la mente de energías negativas practicando meditación o visualización. Se puede imaginar una luz blanca que rodea y protege el cuerpo y la mente.
  • Ser cuidadoso con las prácticas espirituales: se debe tener cuidado al practicar rituales o invocaciones, ya que esto puede atraer entes astrales no deseados. Es recomendable aprender de un maestro experimentado y seguir las precauciones adecuadas.
  • Ser cuidadoso con las emociones negativas: las emociones negativas pueden atraer entes astrales que se alimentan de ellas. Se debe evitar enojarse o tener miedo innecesariamente, y se deben buscar formas saludables de manejar el estrés y la ansiedad.

Conclusiones

Los entes astrales pueden ser fascinantes y aterradores al mismo tiempo. Es importante aprender sobre ellos y sobre cómo protegerse de ellos para tener una vida plena y saludable desde un punto de vista espiritual y emocional. Con las precauciones adecuadas y siguiendo prácticas espirituales positivas, se puede evitar la energía negativa de los entes astrales y aprovechar la energía positiva de los ángeles y otros seres benevolentes.