esoterico.org.

esoterico.org.

Cómo hacer un altar personal para tu práctica mágica

Cómo hacer un altar personal para tu práctica mágica

Introducción

Crear un altar personal es una práctica común en diversas corrientes esotéricas y ocultistas. Un altar es un espacio sagrado en donde nos conectamos con lo divino, lo mágico y lo espiritual. Cada persona puede hacer un altar a su medida, personalizado a sus creencias y prácticas. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer un altar personal para tu práctica mágica.

Paso 1: Espacio y ubicación

Lo primero que debes considerar al hacer un altar personal es el espacio y la ubicación. Debes elegir un lugar en donde te sientas cómodo y en donde puedas tener tu altar sin que te moleste o moleste a otros. Algunas personas prefieren tener su altar en su habitación, mientras que otras lo prefieren en una zona especial de la casa o del jardín.

Consejo

Si compartes tu hogar con otras personas que no comparten tus creencias, es importante que les expliques la importancia de tu altar y les pidas que respeten tu espacio sagrado.

Paso 2: La superficie

El siguiente paso es elegir la superficie en donde pondrás tus objetos sagrados. Puede ser una mesa, un estante, una repisa, una piedra, entre otros. Lo importante es que sea un espacio limpio y estable.

Consejo

Si tienes un presupuesto limitado, puedes crear una superficie para tu altar utilizando una caja de madera o cartón, recubriéndola con un paño especial o pintándola de acuerdo a tus gustos y creencias.

Paso 3: Los elementos sagrados

En un altar personal, los elementos sagrados son los objetos que representan lo divino y lo mágico para ti. Puedes añadir elementos como velas, cristales, inciensos, amuletos, imágenes, libros sagrados, entre otros.

Consejo

  • Si eres un seguidor de una religión en particular, puedes incluir elementos relacionados con ella. Por ejemplo, una estatua de Ganesha si eres hindú o un rosario si eres católico.
  • Si te sientes conectado con la naturaleza, puedes incluir elementos relacionados con ella, como hojas, flores, conchas marinas o piedras.
  • Si tu práctica mágica está enfocada en la sanación, puedes incluir una planta o hierba medicinal.

Paso 4: El altar en movimiento

Tu altar personal puede ser un espacio sagrado en movimiento. Es decir, que puedes cambiar los elementos de tu altar según tus necesidades y tus intenciones. Es importante que siempre te sientas en control de tu altar y no al revés.

Consejo

Si deseas añadir o cambiar elementos de tu altar, es recomendable que realices una limpieza y una purificación antes de hacerlo. Puedes usar incienso o sahumerios para lograrlo.

Paso 5: El uso de tu altar

Tu altar personal es un espacio sagrado en donde puedes conectarte con lo divino, lo mágico y lo espiritual. Puedes usar tu altar para realizar rituales, meditar, rezar, hacer peticiones, entre otras cosas.

Consejo

Recuerda siempre tener respeto y consideración por tus creencias y las de los demás. No todas las prácticas mágicas o esotéricas son iguales, y es importante tener tolerancia y respeto por la diversidad.

Conclusión

Crear un altar personal para tu práctica mágica puede ser una experiencia enriquecedora y satisfactoria. Recuerda que tu altar es un espacio sagrado en donde te conectas con lo divino, lo mágico y lo espiritual, así que es importante que lo personalices según tus creencias y tus prácticas.